fobias raras

Fobias raras ¿Cuáles son sus orígenes?

Ya sea a través de las películas de terror o de las fantasías que provoca la oscuridad, el miedo es inherente al ser humano y fue un factor evolutivo esencial para la supervivencia de la especie. Al principio de la vida humana en la Tierra, el miedo era la emoción que nos mantenía vivos ante las situaciones de peligro.

La fobia se caracteriza por ser un trastorno de ansiedad, por lo tanto, es una enfermedad que necesita ser tratada. Se clasifica como trastorno de ansiedad fóbica en la CIE 10 (Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud). Esta enfermedad afecta ya a cerca del 20% de la población mundial, según el Instituto Nacional de Salud estadounidense. Veamos más al respecto. 

El significado de la fobia

Las fobias específicas son el tipo más común de trastorno de ansiedad. Las personas que padecen una fobia específica evitan las situaciones u objetos concretos que desencadenan su ansiedad o miedo, o las soportan bajo una intensa angustia, lo que a veces da lugar a un ataque de pánico. Sin embargo, reconocen que su ansiedad es excesiva y por ello son conscientes de que tienen un problema.

Existen algunos subtipos de fobia en cuanto a su clasificación:

  • Tipo de animal: causado por animales o insectos. Suele empezar en la infancia;
  • Tipo de entorno natural: referido a aspectos de la naturaleza, como: tormenta, agua, altura;
  • Tipo de sangre – Inyección – Lesión: la presencia de estos elementos despierta la fobia;
  • Tipo situacional: causado por una situación específica, como viajar en un avión, tomar el transporte público, pasar por puentes y túneles, entre otros;

Los tipos de fobia más rara

La mente humana no es lineal, sino un sistema organizado que difiere de un individuo a otro. Por lo tanto, la mente de cada uno funciona a su manera, desarrollando todo tipo de pensamientos, conexiones e ideas. Los trastornos viven ahí y nacen de las experiencias que cada uno atraviesa sumadas al propio diseño y funcionamiento de su mente. Por eso hay todo tipo de fobias, desde las más comunes hasta las más extrañas.

1 – Fobia a los vegetales: Lacanofobia

Pasar por la sección de verduras en el supermercado puede hacer que algunas personas pierdan la cabeza. El miedo a las verduras es real y tiene un nombre: ¡lachanofobia! Todo en ellos le molesta: la forma, el olor, la textura… Generalmente, quienes padecen esta fobia temen en exceso una verdura concreta.

2 – Fobia al ombligo: Onfalofobia

Solo con ver un ombligo, las personas con onfalofobia pueden tener un verdadero brote. Les aterra ver, tocar o incluso imaginar esta parte del cuerpo. ¿Y si alguien se atreve a tocarte el ombligo? No quieres ser esa persona.

3 – Fobia a las grandes palabras 

Irónicamente, esta mala palabra «Hipopotomonstrosesquipedaliofobia» designa la fobia a las palabras largas o de uso inusual y técnico, como los términos médicos, por ejemplo. Las personas que sufren esta fobia tampoco utilizan palabras ajenas a su vocabulario coloquial. Los investigadores sugieren que la causa de este trastorno concreto puede residir en el miedo a pronunciar mal alguna de estas palabras y ser el blanco de las bromas. 

4 – Pelo y fobia al pelo: Caetofobia

Para los que sufren caetofobia, Rapunzel, la princesa de cuento de hadas con pelo largo, sería un auténtico monstruo. Es porque a los caetofóbicos les aterra la gente con mucho pelo o demasiado pelo. En general, estas personas se cortan el pelo muy corto o se lo afeitan, y nunca dejan que nadie les toque estas zonas.

5 – Fobia a los olores: Bromidrofobia

Mantener la higiene personal al día es más que un mero capricho, es necesario para la propia salud. Pero hay gente que se pasa de la raya. El miedo a sentirse sucio y a tener olores en el cuerpo se denomina bromhidrofobia. Estas personas se bañan varias veces al día y, al restregarse tanto, pueden llegar a lesionarse la piel. El miedo a oler mal puede alejar a estas personas de muchos eventos sociales y actividades físicas que requieren transpiración. 

6 – Fobia a los espejos y a mirarse al espejo: Eisoptrofobia

Esta fobia está vinculada a lo sobrenatural, porque la gente tiene miedo de ver fantasmas y otros seres en el reflejo del espejo. Las supersticiones y las historias de terror han alimentado este miedo durante generaciones, así que es fácil entender por qué algunas personas tienen tanto miedo a los espejos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *